RESUMEN ESPACIO DE REFLEXIÓN

“Por qué decir no a los niños y niñas”

Con Alicia Sánchez Adam, psicóloga de la FGE

Día 15 de diciembre, Patio de EIM Duende, 16:15 h

Participamos 12 familias de la escuela. Recordamos la historia del Espacio de Reflexión y damos la bienvenida, por fin, a una sesión presencial. Acudimos madres y padres con hijos e hijas de diversas edades. 

Para este espacio hemos elegido reflexionar sobre los límites y hemos leído el artículo “Por qué decir no a los niños y niñas” de Pablo García Túnez. 

Algunos aspectos que compartimos en relación a los estilos de crianza: 

  • Hay un cambio generacional en los estilos de crianza. 
  • El modelo autoritario predominante en la generación anterior está siendo sustituido por una cultura de mayor respeto a la opinión, intereses y necesidades de la infancia. Sin embargo, las diversas tendencias educativas nos provocan en ocasiones ciertas inseguridades a las familias. 
  • Las familias actuales tenemos unas exigencias y expectativas muy elevadas sobre la crianza.  
  • Cómo hemos sido cuidados y criados tiene una gran influencia en cómo criamos a nuestros hijos e hijas. 
  • Es muy importante hacer un esfuerzo por entender el mundo desde la visión de los niños y niñas. 

Algunas ideas que se recogen del texto: 

  • Los límites ayudan a frustrar la omnipotencia infantil, a poner límites a sus demandas y exigencias. 
  • Este proceso es imprescindible para la organización mental y la construcción de una identidad propia. 

Algunos aspectos sobre poner límites: 

  • Aceptar la frustración que provocan. 
  • Cuando surge el conflicto o se sienten frustrados necesitan al adulto que les ayude a entender, sin suplantar su experiencia y sin dejarlos solos. 
  • Entender que los aprendizajes requieren tiempo, y que aprender a esperar, compartir o ponerse en el lugar del otro son procesos lentos. 
  • Los niños y niñas necesitan a su lado adultos seguros, consecuentes y coherentes. 
  • No hay una única manera de hacer las cosas bien ni ninguna respuesta adulta aislada es determinante. 
  • Los límites coherentes, firmes y respetuosos aportan seguridad. 
  • Cuando transmitimos inseguridad, los niños y niñas se sienten perdidos. Una respuesta común puede ser su impulso de tomar el control, expresado a través de conductas de desafío a la autoridad del adulto. 
  • Hablamos de la culpabilidad cuando perdemos los nervios. También de esas vorágines de discusión con nuestros hijos y de cómo salir de ellas. Surgen ideas para resolver esas crisis, por ejemplo, hacer turnos con la pareja, buscar espacios de descanso, e incluso la posibilidad de buscar un papel de “padre/madre sereno” al que recurrimos en esos momentos. 
  • El mundo físico y social tiene unos límites que el niño y la niña deben ir conociendo y que la familia tiene la responsabilidad de ir mostrándole. 
  • Firmeza y amabilidad como una combinación que suele funcionar a la hora de marcar los límites. 
  • Surgen ideas, consejos en el debate sobre cómo abordamos cada uno estas cuestiones. Muchas veces se evitan o al menos se ablandan las crisis frente a un límite si les anticipamos los acontecimientos, les hacemos partícipes, les pedimos que propongan o les damos la opción de decidir (decisiones guiadas y acordes a su edad). 

Se ha generado un debate rico y surgen numerosas intervenciones interesantes que ayudan a todos y cada uno de los participantes. Algunas son muy personales. Recordamos que este espacio es un lugar de confianza, donde las familias podemos compartir todo aquello que nos preocupa.

A las 18:00 h, y con muchos temas aún en el aire, damos por concluida la sesión. Y emplazamos a la siguiente. 

Una de las familias propone el tema de la próxima sesión: Sexualidad.

Dejamos en el aire la fecha, que se decidirá en común con el centro.

Agradecemos la amplia asistencia y participación.

Muchas gracias a todos y todas

AFA Duende y Alicia – Psicóloga Fundación GranadaEduca

Quiero participar en el espacio de reflexión:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: